VISION GLOBAL DEL REINO

Y llamando a diez siervos suyos, les dio diez minas, y les dijo: Negociad entre tanto que vengo. Lucas 19:13

¿Escuchaste esto? “Negociad entre tanto que vengo” Fíjate que no les dice: “Oren entre tanto que vengo”. Ciertamente en esta parábola Jesús revela la actitud de la Iglesia “entre tanto que el viene”. Esto rompe con la mentalidad escapista que muchos tienen y establece una mentalidad de expansión y conquista. “Negociad” implicaba establecer una estrategia para multiplicar el dinero (la mina) que el Señor le había dado. Todos nosotros tenemos una mina, llámese familia, ministerio, tiempo, recursos, talentos, etc. La responsabilidad es que tenemos que multiplicar todo lo que Dios nos ha dado en nuestras manos. La multiplicación nos da autoridad. Hubo un siervo, dentro de la parábola, (el primero que llaman) que de una mina multiplicó diez. El Señor después de haber recibido el reino, le llamó “siervo fiel” y también le dio autoridad sobre diez ciudades. Me parece que la recompensa no fue revelada sino hasta el momento de rendir cuentas. Lo que Dios tiene para ti es mas grande de lo que te imaginas. Nosotros debemos de hacer, no porque tenemos un premio delante, sino porque entendemos la voluntad de nuestro Señor. El deseo de nuestro Señor es que nos expandamos, por eso le dijo desde el principio “Negociad entre tanto que vengo”.

Alguien dijo una vez, que no se trata si tienes un sueño, sino que el sueño te tenga a ti. No es si tengo una visión, porque la visión no es mía. Se trata de ser dominados por la visión de Dios. ¿Que tan fuerte la visión de Dios te tiene cautivo? Ver lo que Dios ve me lleva a actuar como Dios quiere actuar. Si nosotros logramos entender, que Cristo desea que nos multipliquemos y nos expandamos, tu mente no descansará hasta verlo hecho una realidad. Cuando capturamos la visión de Dios, inmediatamente surge la ESTRATEGIA. La pregunta de ¿Como lo vamos hacer? ¿Cómo lo vamos a lograr? ¿Cómo llegaremos allá? ¿Que plan divino profético implementamos? ¡Aquí entra el negocio en que tenemos que estar los hijos de Dios! No en niñadas, divisiones, pleitos, etc. Sino, en que estrategia profética del Espíritu Dios nos quiere dar para expandir la mina que Dios nos ha dado en el 2020.

La Biblia dice que el Señor era rey, y había unos conciudadanos que no querían que él reinara. La oposición es compañera de la gloria. Todos vamos a enfrentar oposición. Está oposición no busca pararnos a nosotros, sino que la visión de Dios muera o sea abortada dentro de ti. ¡Que el Señor reprenda al diablo! Si la visión de Dios es abortada dentro de nosotros, nos pasará lo de Saúl. Que ninguna oposición nos aparte de la visión de la expansión. El Señor en la parábola no le dijo cómo tenían que negociar. ¿Sabes porqué? Porque aunque le dio una mina a todos, las formas y los modelos en todos a veces son muy diferentes. No es lo mismo una estrategia que funcione aquí en Columbus, Ohio, que una que funcione en Colón Panamá. Cada siervo, tiene su estrategia. Pero también tenemos que ver las naciones, y establecer una visión global para luego desmenuzarla por ciudades. Yo creo que el núcleo de una nación está en la familia. Si transformamos la familia, transformamos una nación.

No escojas el camino de los cobardes

“porque tuve miedo de ti, por cuanto eres hombre severo, que tomas lo que no pusiste, y siegas lo que no sembraste”. Lucas 9:21

El miedo paraliza y desactiva la acción en la visión sobre aquellos siervos que lo poseen. Este siervo tenía mina, tenía potencial tenía oportunidad y tenía tiempo. A veces el problema no es lo que no tienes, sino lo que tienes. Tenía todos estos grandes elementos para ser exitoso y triunfador, pero también tenía miedo. Mas bien dicho, el miedo lo tenía a él y no el comando de su Señor. Esto es lo que hace la diferencia entre los seguidores y los grandes líderes del reino: EL VALOR. El valor es actuar en presencia del miedo. El no querer tomar un riesgo, ya es un riesgo, porque el que no arriesga no gana nada. El camino de los cobardes es conservar todo, el camino de los valientes es y siempre será la expansión del reino. ¿Observas la visión? Es sobre todo el mundo. Cristo reina en la eternidad sobre todo el mundo y su eternidad se está manifestando en la tierra por medio de su cuerpo encargado la IGLESIA. La Iglesia que tiene miedo no sale de las cuatro paredes y no habla una mentalidad de expansión y conquista. Prefieren tener los que ellos llaman “una vida normal” ¡Olvídate de tener una vida normal! Nuestra vida en Cristo es extraordinaria. No somos del montón, somos del reino. Y la gente del reino están destinados a gobernar y tener autoridad sobre ciudades.

Captura la visión del reino

Observa que el Señor en esta parábola se fue a recibir un reino. Tenía siervos y a esos le dio su visión. Lo mismo pasa con nosotros. ¡Cristo viene pronto! Anhelamos su venida. Los demonios tiemblan por ella. Pero, mientras tanto que él venga, vamos a ganar almas y a establecer su reino en todas las esferas que podamos en este mundo. Este es la visión y el mandamiento. Tenemos que “ir” (acción) a las naciones (todas las etnias) y hacer discípulos. Hacer discípulos es mas que traer gente a un culto. Hacer discípulos es formar a Cristo en otros, no con una mentalidad religiosa, sino con mentalidad de reino. Así se transforma una ciudad entera. Pero yo vuelvo al núcleo. En la Iglesia, debemos de estar en la ardua labor de hacer discípulos. Pero tenemos que irnos al orden Bíblico: los discípulos se comienzan a hacer en casa. “Padres disimulando hijos en casa”. El que captura esta visión, vivirá por ella y transcenderá sus años de vida. Con tu muerte no morirá. No es tiempo de salir huyendo del planeta; es tiempo de expandir (negociad) el reino en la tierra. Cuando capturamos la visión del reino, nos cambia la manera de pensar y por lo tanto la manera de actuar en el ministerio. El tiempo es un facto, y debemos de trabajar acelerado. Que el anuncio de la venida de Cristo no produzca en nosotros querer salir, ni flojera, ni comodidad, ni querer hacer nada porque Cristo viene. Mas bien, todo lo contrario. Como sabemos que el viene pronto, nos ponemos a trabajar de pronto. Hay almas que salvar y discípulos que entrenar. Familias que rescatar y matrimonios que salvar. “Año 2020, es un para capturar la visión del reino y caminar en ella aceleradamente en el Espíritu”

Pastor Miler Montoya

Email: milermontoyam@hotmail.com

Web: http://www.milermontoya.org

Featured Posts
Mas Recientes: